¿Qué es la Inteligencia artificial (IA) y para qué sirve? (para Dummies)

Después del anterior artículo, donde explicaba cómo utilizar la inteligencia artificial para crear contenido de forma automática, he pensado que sería buena idea indagar un poco más sobre la IA y conocer algunos detalles que son importantes para entender esta tecnología, que desde luego, ha venido para quedarse.

Quién sabe si dentro de poco acabaremos aplicando la IA para realizar muchas de las tareas que actualmente realizamos de forma manual.

Así que el objetivo de este post es entender qué es la inteligencia artificial y para qué sirve. De esta forma, podremos trabajar mejor con las herramientas y aplicaciones que utilicen esta tecnología y aprovecharla en nuestro beneficio. Y no hace falta que seas un super-programador, ni ningún hacker para usar la IA.

Con aplicaciones como esta puedes empezar a utilizar la IA para crear tu propio blog, crear anuncios, landing pages o lo que sea que quieras escribir de forma mucho más rápida. 

¿Qué es la IA y cómo funciona?

Estoy seguro que a muchos de nosotros, cuando escuchamos hablar por primera vez sobre la IA nos vino a la mente la película de Terminator.

Pero realmente, la IA en la actualidad dista bastante de la visión futurista de un robot con comportamiento o humano o “una máquina con conciencia”. A continuación intentaré arrojar un poco de luz sobre el tema, sobre todo para los más escépticos. 

En pocas palabras, la Inteligencia Artificial (IA) se refiere a sistemas que funcionan mediante algoritmos y que intentan imitar las capacidades y el comportamiento del ser humano.

Normalmente estos sistemas utilizan una gran cantidad de datos y los procesan a velocidad de “collonésimas de segundo” permitiendo aprender de forma automática determinados patrones y comportamientos.

¿Para qué sirve la IA?

La IA permite hacer un montón de cosas que antes había que hacer de forma manual o mecánica. Uno de los principales usos de la IA es resolver problemas y actuar con un fin específico. Desarrollar tareas cada vez más complejas es también uno de los objetivos de ésta tecnología y esto se debe, en parte, al proceso de aprendizaje de forma autónoma mediante por ejemplo machine learning y big data.

La Inteligencia artificial tiene muchas utilidades y al ser una tendencia tecnológica relativamente nueva (a nivel práctico), así que es más que probable que se vayan descubriendo más usos con el tiempo.

Ejemplo de Inteligencia artificial

Uno de los ejemplos más claros de la inteligencia artificial y que además, podemos aprovechar nosotros también, es la creación de textos/contenido de forma automática. Como he comentado al principio, en el anterior post a este expliqué cómo aprovechar la IA para hacerlo.

Otra utilidad de la IA que se está poniendo cada vez más de moda es la generación de imágenes de forma automática. Esto lo puedes hacer con herramientas como Dall-e (de Open AI) u otras aplicaciones de este tipo como Jasper.

También se utiliza mucho la inteligencia artificial para detectar imágenes inapropiadas, por ejemplo, en las redes sociales o en perfiles donde los usuarios pueden subir su foto de perfil y en ocasiones alguien sube la foto de una fruta… Pues gracias a la IA el algoritmo es capaz de detectar este tipo de imágenes de forma automática. Además, gracias al aprendizaje automático, el algoritmo cada vez será más preciso en su tarea de detección. 

Aplicaciones que utilizan IA

Podríamos hacer un listado de chorrocientas aplicaciones y herramientas que usan la inteligencia artificial pero en vez de eso, vamos a ver algunas de las más famosas. Estoy seguro que has utilizado o utilizas a menudo algunas de ellas.

Chat GPT

Chat GPT es la herramienta de inteligencia artificial que más éxito ha tenido en su lanzamiento. Esto no es ninguna promoción, en escasos días consiguió más de 1 millón de usuarios registrados, batiendo un nuevo récord.

Se trata de un chat de conversación que utiliza la IA para responder e interactuar mediante instrucciones o «promts».

DeepL

La famosa herramienta de traducción que alardea (desde hace tiempo) de ser mejor traductor que Google Translate. Es una herramienta que ha conseguido un sistema de traducción con una calidad sin precedentes gracias al uso de redes neuronales (IA).

Tienen un artículo en su Blog muy  interesante hablando de ello, te dejo por aquí el post de inteligencia artificial en DeepL

Grammarly

Grammarly es una extensión de navegador que corrige la ortografía y la gramática de los textos. Puedes usarlo cuando redactas correos, comentarios o cuando escribas cualquier cosa en una página del navegador. Grammarly utiliza Machine Learning para detectar estructuras complejas de frases y detecta problemas de estilo, proponiendo alternativas y sugerencias.

Jasper

Ya hemos hablado en repetidas ocasiones de Jasper, una aplicación que utiliza la IA la creación de contenido de forma automática. Utilizo esta herramienta casi a diario y me ahorra un montón de tiempo y de dinero en redacciones. Puedes usar Jasper para escribir un blog, crear un anuncio, escribir una reseña en Google o en definitiva, crear cualquier texto ¡Pero como me gusta esta herramienta madre mía! 

Netflix

Supongo que esta plataforma de streaming no necesita presentaciones.

Además de ofrecer películas, series y documentales también utiliza la inteligencia artificial y el big data para entender los gustos de sus usuarios y detectar patrones para intentar predecir sus gustos. Por esa razón, cuando acabas de ver una serie o una película aparecen recomendados títulos que son parecidos a lo que has visto.

Tipos de Inteligencia Artificial

Si indagas un poco por internet, te darás cuenta que hay una especie de lucha para establecer los tipos de IA que existen. Esto se debe, en parte, a que hay varias teorías al respecto. A continuación, vamos a hacer un repaso de los tipos de inteligencia artificial más conocidos y que se utilizan en el ámbito tecnológico.

Aquí nos basaremos en la teoría de Hintze para clasificar 4 tipos de inteligencia artificial.

Y tranquilo/a que no entraremos en temas muy filosóficos.

Según Arend Hintze, profesor de Biología Integrada y Ciencias de la computación de la universidad de Michigan (que raro que no sea la de Massachusetts) existen cuatro tipos de IA.

Máquinas reactivas

Estos sistemas o “máquinas” son el eslabón más básico de la IA. Se basan en tomar decisiones o predecir acciones determinadas. No tienen la capacidad de “formar recuerdos” y por lo tanto no cuentan con ninguna evolución.

Uno de los casos más conocidos de la aplicación de un sistema reactivo es la del ordenador de Deep Blue, que ganó por primera vez al campeón Kasparov en una partida de ajedrez en el año 1997.  

Memoria limitada

A diferencia del anterior tipo de IA, la memoria limitada si puede generar “recuerdos” o mejor dicho, crear precedentes de forma automática para tomar mejores decisiones. 

Como ejemplo de Memoria limitada, pueden servir los casos que hemos visto en el apartado de las Aplicaciones que utilizan IA

Teoría de la mente

De momento la teoría de la mente es eso, una teoría. Es el siguiente paso hacia una inteligencia artificial que será capaz tener un nivel de comprensión avanzado, que imitará a la del ser humano. Esto implica que tendrán pensamientos que afectarán a su comportamiento.

Autoconsciencia

Este sería el último nivel de inteligencia artificial y el más complejo, el “final boss” de la IA. Se trataría de crear máquinas o sistemas que fueran conscientes de ellas mismas y que comprendan los sentimientos de los demás. 

Pero primero tenemos que aprender un poquito más sobre cómo funciona la mente humana, nuestro cerebro ¿no?

Lo más parecido que tenemos actualmente a la Autoconsciencia es la película de Blade Runner.

Conclusiones y opinión sobre la IA

Está claro que el escenario que se nos presenta es un mundo cada vez más automatizado. Aún no se sabe el impacto que tendrá en las actividades cotidianas que realizamos día a día. Lo que sí podemos intuir es que, te guste o no, es una tecnología que no podremos dejar de lado. Especialmente si tu profesión está relacionada con la tecnología o Internet.

Y por supuesto, es una tecnología que a nosotros, como ciudadanos de a pie, nos irá llegando en cuentagotas, mientras los grandes avances tecnológicos serán aprovechados exclusivamente por las empresas.

Pero no todo son malas noticias, está claro que la IA nos puede facilitar mucho la vida a la hora de realizar tareas manuales o mecánicas que nos roban mucho tiempo y gracias a eso, tendremos más tiempo para dedicarnos a otras cosas más importantes.

Aunque tengo el presentimiento de que seguiremos trabajando un porrón de horas como hasta ahora, con o sin inteligencia artificial.

Si hay algo que todavía no te han explicado está aquí

Apuntate al boletín y conoce los secretos mejor guardados del Blogging, SEO, Marketing y Wordpress.

Suscríbete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.